top of page
Buscar
  • Gerardo Javier Garza Cabello

Tu Nombre me delata



Se le había esfumado la magia al mundo, o me había dejado la magia a mí, no sabría diferenciarlo, lo cierto es que llene los rincones sagrados de mi corazón con la brevedad de miradas que ya había olvidado, la luna dejo de ser espejo del pasado y los cristales se llenaron de una porosa soledad que hacia un eco familiar, pero extraño, las manos esas tan llenas de amor se secaban y agrietaban y no encontraba forma de remediarlo, los amores fugaces parecían empeorarlo, pero no conocía otra realidad, me sobrevivían fieles memorias de desérticos días, la certeza de una soledad agobiante, adiós a las mutuas caricias, recuerdos que pesaban mucho más de lo que alegraban.


Ya no podré ser feliz y tal vez no importe que no lo haga, la dicha de sentir, la emoción de nuevos días, todo aquello que se fue borrando de la costa de mi memoria, cosas hermosas que nacieron para morir, lo que un día fue todo y hoy se tiene que conformar con ser nada, me alegra un poco la felicidad de estar triste, me vuelvo humano en la humildad de la angustia, me recuerdo a mi mismo que todo aquello que hoy se llena de soledad, es en realidad un espacio vacío esperando más amor del que pudiera contener este universo, pero la mirada apunta al sur, no estoy listo para aquello.


Tendré que ocultarme o huir, antes de que los muros de esta cárcel se acaben la poca luz que entra cuando me sonríes, porque aunado a la tragedia en la que decido vivir, la poca esperanza nace de ojos que no debería de mirar, que alivio oír tu voz, esperar a que se llene mi memoria de ella, porque el amor es mitología y magia y sutileza, una gota que surca violenta en la calma, y cuando todo se llena de ella no hay más que aceptar el destino que sonríe o desprecia, porque tu nombre me delata y esa es una puerta que no podría cruzar.

Comments


bottom of page